14.11.10

Liceos de Exelencia

Una de las políticas que han sido celebradas con bombos y platillos de este nuevo Gobierno, es el de la creación de liceos de excelencia, para combatir así la desigualdad en la educación, donde los/as ricos/as (como siempre), son los que se benefician.

La crítica que ya se ha escuchado al pasar los años, es que estos nos forman para ser meros engranajes en el sistema y sociedad burguesa/autoritaria, es decir, nos amoldan para hacer lo que ellos/as desean que hagamos, esto no ha cambiado, ni menos con este proyecto estrella de Joaquín Lavín (participante de la secta ultra conservadora del Opus Dei).

Por otro lado es interesante ver la pugna constante, que este sistema nos inculca para lograr la “anhelada” movilidad social[1], debido a que para lograrla, debemos entrar en el juego de la competencia con nuestro vecino/a, con nuestro compañero/a, con nuestro hermano/a, es decir, nos hace luchar con nuestra clase, con el pueblo.

A lo que apunta este tipo de medidas, es lograr una división marcada en la clase trabajadora, ya que para los hijos/as del pueblo que entren a estos “liceos de excelencia”, estarán en una pugna constante, luchando por alcanzar un nivel superior en la pirámide capitalista, olvidando así el legado de lucha del pueblo que lo vio crecer, para que la burguesía se dé un festín observando mientras peleamos para alcanzar un logro falso.

Esta medida segrega a nuestra clase, entre aptos y fracasados para lograr a educación superior, es decir, es una barrera más que han creado los/as poderosos/as, para que el pueblo se eduque y pueda percatarse que los cimientos de la sociedad de clase son la explotación, la usurpación, el robo, el autoritarismo, es decir, todo lo que sustenta a los Estados modernos.

La fragmentación que logran estas nuevas instituciones, que comenzaran a funcionar desde marzo del próximo año, es un gran problema, sobre todo si queremos regenerar tejido social para generar así un pueblo organizado, puesto que aumentan los rencores que inculca este sistema insolidario, ya que los logros de unos/as serán los fracasos de otros/as.

Esta es una nueva forma de silenciar la lucha de clases, haciéndonos discutir entre nosotros/as mismos, es una forma del Estado y de la burguesía para dividir las fuerzas del pueblo, es una forma nueva de dominación y domesticación en desmedro de los/as trabajadores/as, veamos más allá de lo que nos dicen los políticos/as, esta medida fue también aplaudida por la concertación, y por el partido “comunista”, ya que todos ellos/as forman parte de una elite, que se hace millonaria, mientras nosotros/as, trabajadores/as, estudiantes, somos los que generamos toda esa ganancia.

Esta medida logra generar una nueva barrera para la organización de clase, es un freno a la lucha por la conquista de los derechos de los/as trabajadores/as, una forma de mantener el estado de cosas, haciendo creer a nuestro pueblo indefenso que para vivir mejor tenemos que escalar en la pirámide capitalista, que sólo así seremos felices. Conquistaremos los privilegios de la vida en la sociedad burguesa alcanzando este privilegio, pero sin cuestionarnos que podemos lograr todo, mediante la organización, por medio de instancias que logre autogestionarias, que logre el pueblo organizado, sin dependencia de privados ni del Estado.

En conclusión, los liceos de excelencia, son una barrera más para la organización de clase, ya que esta divide a los/as que somos explotados/as, nos pone unos contra otros, nos enajena, crea pugnas entre los/as proletarios, desviando la atención de la lucha de clases, para que nos culpemos entre nosotros/as mismos, de esta manera, regalando migajas (movilidad social), sabiendo que mediante la unión de la clase, podemos acceder a todo, lo que nos ha sido negado por el Estado (aparato controlador político de la burguesía) y por la clase dominante.

¡¡UN PUEBLO SIN EDUCACIÓN ES DE FÁCIL DOMINACIÓN, UN PUEBLO EDUCADO ES UN PELIGRO PARA EL ESTADO!!



[1] Ascenso o descenso en la sociedad de clases, es decir, aumentar tu capacidad de consumo, o disminuirlo; subir de tu condición de clase baja a clase media, cabe destacar que esta también puede ser negativa y pasar de las capas medias a las capas bajas.